Mediterranean Surf

(+34) 960 726 760 / 655 014 250

6 Tips para mejorar tu surf

Mediterranean Surf School

A lo largo de un tiempo, como amante del surfing, de la docencia y de las Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, me he estado preguntando qué espara mí el surfing desde un punto de vista técnico-táctico. Lo cierto es que la técnica y la táctica de cualquier deporte son conceptos tremendamente amplios que rigen de bases motoras para su desarrollo más profundo y detallado. Por ello, he ido analizando este deporte y he acabado derivando en unos 6 tips que considero que son de gran calado para la mejora del surfing en iniciación. Estos tips son un resumen muy general de contenidos necesarios para mejorar el surfing en estos niveles. 

Mi intención es que cada surfista se conciencie consigo mismo para progresar hacia su máximo nivel real, teniendo en cuenta las condiciones meteorológicas con las que dispone, independientemente de sus posibilidades en cuanto calidad y continuidad en lo que a las olas se refiere. Todo esto, con el fin de satisfacer su pasión y generar un mayor disfrute los días de olas. 

Por todo esto, aquí os dejo mis tips redactados de forma breve. 

TIP1. Dirige la tabla con la mirada y con tu brazo delantero:

Un error común es no fijarse en la posición de nuestro cuerpo, concretamente en el miembro superior. En el surfing, los movimientos siempre tienen que empezar en la cabeza y acabar en los pies. Es decir, todo empieza en la mirada. 

Si el surfista sólo utiliza el peso sobre la punta de sus pies y sobre sus talonespara girar, nunca podrá realizar un giro amplio y completo.

Por tanto, para dirigir la tabla se empezará mirando al lugar al que se quiere ir. Posteriormente, le seguirá el brazo delantero (hombro) rotando ligeramente el tronco y, por último, intervendrán las puntas o talones de los pies para meter canto de la tabla. Además, si se quiere hacer una maniobra secante se finalizarácon un presionando con el pie trasero sobre el grip. 

Todo esto siempre irá acompañado de una flexión-extensión del cuerpo para fluir en el giro y tener una conexión con la ola.

TIP2. Flexiona y comprime tus rodillas:

Para buscar estabilidad siempre hay que bajar el centro de gravedad y para ello, en el surfing, se debe flexionar las rodillas. Si se pretende bajar olas de cierta verticalidad, es muy importante encontrarse con el centro de gravedad bajo, con el peso hacia el pie delantero y con la cabeza a la altura del centro de la tabla. Por tanto, hay que concienciarse que la flexión debe realizarse principalmente en la articulación de las rodillas y NO realizar una hiperflexión de tronco. En esta posición de flexión, el deportista debe intentar sacar el pecho hacia delante.

Siguiendo en esta dirección, el ser humano es un animal terrestre y cuando se desliza bajando una ola, tiende a extender todo el cuerpo y a levantar sus manos por instinto, porque se pone en una situación de alerta similar a la que en tierra haría al caer por un agujero. “La persona extiende todo su cuerpo levantando sus brazos para intentar agarrarse a algo y no caer”. Lo cierto es, que, al bajar las olas, el cuerpo debe habituarse y acostumbrarse a realizar el movimiento contrario. Es decir, se deben controlar los brazos colocándolos enfrente y flexionar las rodillas para bajar ese centro de gravedad y depositar el peso sobre el centro de flotación.

TIP3. Conoce y utiliza los movimientos del cuerpo de forma adecuada:

En el surfing solo se utiliza de forma general 3 movimientos. La flexión, la extensión y la rotación del miembro superior con movimiento de brazos. Todo lo necesario para el surfing se construye con la combinación de estos movimientos y los cambios de peso. 

En este sentido, para poder surfear sin perder velocidad y de forma óptima es necesario controlar, utilizar y cambiar adecuadamente el peso corporal. Para deslizar con velocidad, el peso corporal debe estar en el pie delantero (centro de flotación de la tabla). Po otra parte, si se quiere iniciar un giro, además de realizar el movimiento corporal correspondiente (rotación del miembro superior), el peso se debe colocar ligeramente en el pie trasero hasta ascender al top (parte alta) de la ola. En ese momento, se realizará un cambio de peso hacia el pie delantero para no perder velocidad. Estos cambios de peso hay que trabajarlos de forma correcta.

TIP4. Surfea el Top de la ola

El surfing depende de la ola y, por consiguiente, cuanto más se pueda explotar la ola, mejor será la calidad. Para ello, hay que conocer sus puntos de potencial y sus puntos débiles de fuerza. 

La fuerza máxima de la ola siempre se encuentra en su parte más alta, que es la primera parte en romper. Esta parte, además, muestra cierta caída libre arrastrando y produciendo un posterior giro en espiral de toda la espuma.

Este labio o top de la ola es la zona que se debe buscar para poder realizar maniobras más fuertes y potentes. Hay que optimizar al máximo su energía. De hecho, hay momentos en los que de repente, mientras se está surfeando una pared de una ola, en la trayectoria se puede apreciar un pico más alto e irregular. Es ese el lugar idóneo para realizar una maniobra, porque al estar a punto de romper tiene más fuerza que el resto de pared.

https://www.youtube.com/watch?v=ipmlL7Hjhdg

TIP5. Controla tu surfing desde la mente:

Es de gran importancia conocer las capacidades y habilidades propias, así como el análisis de la ola que se está surfeando. Por ello, la mente debe de aprender a dirigir al cuerpo para un surfing real y progresivo. 

No hay que tener ambición por realizar maniobras inoportunas o fuera del alcance de uno mismo. El surfista ha de ser realista, aunque no está de más, proponerse nuevos retos. Hay que dejarse fluir, desconectar y conectar con la ola como parte de ella. Se ha de disfrutar de cada baño.

TIP6. Por último, mantén continuidad. Esurfing es un deporte:

La continuidad es fundamental para el aprendizaje y la mejora en el rendimiento de cualquier deporte. Sin ella y tras un período medio o largo de inactividad, la vuelta a la práctica, requiere enfrentarse a otra vez a estímulos que ya fueron aprendidos o desarrollados en un momento determinado. Esto es debido a que el Sistema Nervioso Central (SNC), durante el periodo de inactividad, ha ido olvidando parte de la ejecución de dichos movimientos y situaciones concretas que solo se dan en ese ámbito. Además, cada deporte requiere de un diferente desarrollo de fibras musculares específicas que únicamente se producen y mejoran con la práctica de dicho deporte o al realizar entrenamientos físicos funcionales. Por tanto, sin continuidad no hay evolución significativa. Por otra parte, psicológica y mentalmente, se manifestará una inseguridad u olvido situacional.

Por lo contrario, si el cuerpo está habituado a realizar una práctica cotidiana, se conseguirá una progresión notable y se obtendrá un control significativo físico y mental sobre la tabla. De esta forma, se podrá evolucionar y disfrutar al máximo, controlando y experimentando nuevas sensaciones. 

Espero que mis consejos os sirvan de gran ayuda para vuestra mejora. Si tenéis alguna duda, ya sabéis donde encontrarme.

Albert.

Descarga toda la información aquí

Compártelo en

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar